Etimología

La campología (del latín agrisophĭa, y este del griego antiguo « Πεδίο» pedío, campo y «-λογία» -logía, tratado, estudio, ciencia) es la ciencia que tiene como estudio el campo, espacio unificador entre pueblos y ciudades.

Historia de la Campología

La campología es una ciencia de principios del S.XXI aunque su origen es ancestral. La agricultura y la ganadería empezaron a practicarse en diferentes lugares del planeta de manera independiente y en distintas fechas. La primera región donde se encuentran pruebas de la transición de unas sociedades de cazadores-recolectores a otras de productores fue Oriente Próximo, hacia el 8500 a.C., desde donde se extendió a Europa, Egipto, Oriente Medio y, quizás, el sur de Asia. Comienza así la labor del profesional de campo que empieza a trabajar con la naturaleza, extrayendo de ella lo que necesita y devolviéndole a la Tierra lo que le quita. Sucediéndose generación tras generación, mujeres y varones de camperos, campesinos, labriegos, labradores, agricultores, campólogos, hasta llegar a este presente en el que nos encontramos, fecha clave para el fin de esta profesión o su continuidad. La necesidad de una ciencia que dignifique la vida en el campo y que muestre los principios por los que se rige, los peligros a los que se enfrenta, es de vital importancia para la continuidad de nuestra especie animal, el hombre. El campólogo no usa los recursos de la naturaleza a su antojo, ni pasea por ella como si estuviese en un museo o un escaparate, el campólogo es partícipe de la vida en la naturaleza y advierte que sin unos profesionales autosuficientes, que conozcan el valor de la materia prima y cada una de sus propiedades sin alteraciones, corremos el peligro de ser ignorantes voluntarios y dependientes de dinámicas de consumo que nos alejan del animal racional y pasional que nos caracteriza. .
1

Actualidad

El objeto de estudio es el campo, y más específicamente su origen, su evolución y los aspectos biológicos y sociales acontecidos en él. La campología occidental ha tenido una profunda influencia y se ha visto profundamente influida por la economía, la política y la tecnología occidentales. Muchos campólogos importantes fueron a la vez grandes naturalistas, teólogos o artistas. Esta superposición entre disciplinas se debe a que la campología es una disciplina muy amplia. Se ocupa tanto de la descripción de las características y los comportamientos de cada uno de los componentes de este espacio, como de las especies en su conjunto, así como las interacciones entre el ser humano y su entorno. De este modo, trata de estudiar la estructura y la dinámica funcional comunes a la vida en el campo, ya que ha sido la mano del hombre quien ha alterado este espacio con el fin de domesticar flora y fauna para su consumo. La campología estudia la evolución de este lugar, establece las leyes generales que rigen la vida de una familia de campo en armonía y respeto con su entorno, así como los principios explicativos fundamentales de ésta (la existencia, la supervivencia, la autosuficiencia, la domesticación de flora y fauna, la naturaleza, la alimentación, la memoria viva, la salud, la contemplación, la moral, el lenguaje, la belleza). La palabra «campología» en su sentido moderno parece haber sido introducida independientemente por Bella González Oria (Manifiesto campólogo, 2012). Generalmente se dice que el término fue acuñado en 1985 por la misma autora, su madre corrobora que su primera palabra fue campología, ni mamá, ni papá, sino “mmmpología”.
2

Principios de la Campología

3La unión de la cultura de sangre con la cultura de conocimiento, es la unión del corazón y de la razón, del cuerpo y del alma, es la coherencia entre el decir y el obrar, es trabajo físico e intelectual, es arte sin hartar. El lema que abandera la ciencia del campo es “medio pan y un libro”. El ser humano es un animal y forma parte de la naturaleza, darle la espalda al entorno natural que es su casa, extraer de la Tierra como si fuese una despensa infinita está llevando al hombre a una situación de peligro para su especie. Desarrollar la campología en un hábitat saludable que aporte calidad de vida de manera natural. Devolvemos a la naturaleza aquello que se le quita, desde la campología se alenta al ciudadano en su día a día a disminuir la huella ecológica. El hábitat que propone la campología para el correcto uso de recursos es ampliable a las ciudades convencionales que empiezan a apostar por la sostenibilidad en las urbes, así como en los pueblos. La fuente de energía de la ciencia del campo es el amor, las armas de construcción masiva son los abrazos, la tecnología no es rechazada, es una gran herramienta que ayuda a conseguir los objetivos campólogos. La memoria viva es el mayor tesoro de un pueblo, debe ser honrada y rescatada. Mínima transformación de la materia prima, siendo la calidad, la frescura y la naturalidad las mejores características de los alimentos, el mejor medicamento.
Mens sāna in corpore sānō es una cita latina que proviene de las Sátiras de Juvenal. La cita completa es Orandum est ut sit mens sāna in corpore sānō

(Sátira X, 356)

Su sentido real es el de la necesidad de orar, meditar, rezar, contemplar, caminar, para disponer de un espíritu equilibrado en un cuerpo equilibrado.Traducción al Español Se debe orar que se nos conceda una mente sana en un cuerpo sano.Pedid un alma fuerte que carezca de miedo a la muerte,Que considere el espacio de vida restante entre los regalos de la naturaleza.,Que pueda soportar cualquier clase de esfuerzos,Que no sepa de ira, y esté libre de deseosY crea que las adversidades y los terribles trabajos de Hércules son mejores que las satisfacciones, la fastuosa cena y la placentera cama de plumas de SardanápaloTe muestro lo que tú mismo puedes darte, con certeza que la virtud es la única senda para una vida tranquila.
4